El Guardián Eterno

#TheLastGuardian

El Guardián Eterno

Es imposible no analizar The Last Guardian teniendo en cuenta los nueve años de desarrollo que tiene encima, pero al final del día, tenemos un juego para PlayStation 4 delante nuestro, y eso es lo único que importa.

hace 19 días
Contenedor global
Reviews

 
Es increíble que hayamos jugado The Last Guardian. Un título que estuvo en desarrollo por nueve años, vivió entre dos plataformas durante casi la mitad y en el momento de su anuncio era uno de los títulos más esperados del momento. Pero  más increíble es todavía que el nuevo juego del estudio que nos trajo Shadow of the Colossus y tuvo un proceso de desarrollo infernal, sea tan bueno.
 
Podríamos estar sorprendidos también de lo único que es, pero su pedigree habla por sí solo. Dirigido por Fumito Ueda, Director de Ico y Shadow of the Colossus, sabíamos desde el principio que si íbamos a tener que atravesar problemas técnicos en el proceso de jugarlo, por lo menos íbamos a tener una experiencia como ninguna otra. Y eso exactamente lo que es The Last Guardian, más allá de sus problemas.

 
La aventura empieza con misterio, nuestro personaje narra la historia ya de anciano de cómo una vez despertó sin memoria de los eventos ocurridos, en un pozo oscuro, lleno de marcas extrañas en su cuerpo. A su lado, una mítica criatura “come hombres” conocida como Trico dormía a su lado. La relación empieza muy difícil, Trico está herido y no quiere que el niño se acerque.
 
La introducción puede ser un poco lenta, sobre todo al acostumbrarse a los controles del niño. Aunque terminan siendo buenos, por momentos se siente un poco incontrolable. Esto se debe a que, como el resto del juego, el chico tiene excelentes y detalladas animaciones, que por momentos duran un poco demasiado.
 
 
A medida que exploramos el pozo encontramos unos barriles brillantes que podemos darle a Trico y de esta forma confía un poco más en nosotros y podemos sacarles las flechas que lo mantienen en el piso. Eventualmente escapamos del lugar y comienza un memorable viaje en una extraña tierra, con un personaje que no solo tiene su propia personalidad, sino que también responde muy bien a nuestras acciones. Si nos vamos muy lejos, baja la cabeza y lanza un gemido, o cuando nos ve en peligro, hace todo lo posible por defendernos. Y hasta en cierto momento salvarnos la vida, que dan para situaciones verdaderamente épicas y muy bien diseñadas.
 
A esta altura la historia toma un lugar secundario a medida que viajamos por varios escenarios soberbiamente diseñados. Y lo que toma el centro de la escena es Trico y nuestra creciente relación con él. La gran mayoría de las cosas que hacemos a lo largo de la aventura es resolver puzzles, y la gran mayoría de las veces, con ayuda de la criatura mítica. Y habla muy bien del juego que podemos decir que muy pocas veces se rompió la ilusión que no estábamos jugando con una criatura mítica real, sino un montón de unos y ceros que interpreta nuestras acciones. Hasta muchas veces que las cosas no salían como queríamos, a través de su diseño, comportamiento y animaciones, nos hacía sentir como que era por no poder comunicarnos mediante un lenguaje, y no porque los algoritmos que lo comprenden no nos entendía.
 
 
Es una pena que haya algunos problemas técnicos, sobre todo en la PlayStation 4 tradicional, donde procesar la iluminación, físicas y gráficas de cada pluma de Trico y el resto del detallado escenario se vuelve demasiado, y los framerates caen considerablemente. Y aún así, el juego termina entregando una experiencia tan agradable y particular, que en ningún momento fue empañada.
 
The Last Guardian es una propuesta única que ofrece una linda historia con dos excelentes personajes, y momentos que perduran en la memoria, y merece ser experimentado por cualquiera que pueda sentirse atraído por los conceptos que presenta.
 

LO BUENO:

  • ¡Trico!
  • La inteligencia artificial de Trico suele funcionar como corresponde
  • Una historia sutil pero poderosa
  • Un estilo narrativo único
  • Detalladas animaciones, sobre todo en Trico
  • Estética única y llamativa

LO MALO:

  • Esas pocas veces que la Inteligencia Artificial no funciona
  • Los controles no son del todo confiables
  • Algunos problemas de rendimiento



NOTAS RELACIONADAS