Madre Rusia da pelea

#MotherRussiaBleeds

Madre Rusia da pelea

Ya no se hacen juegos como estos. Tal vez haya alguna razón, pero el más reciente beat ‘em up indie de Le Cartel, Mother Russia Bleeds, nos trajo tanta nostalgia como dolores de cabeza. ¿Qué vamos a hacer con esto?

hace 2 meses
Contenedor global
Reviews

 
Desde el primer momento, Mother Russia Bleeds evoca un estilo de juego, a esta altura casi olvidado. El juego permite que hasta cuatro jugadores caminen las calles desbordantes de neón y se maten a piñas, patadas, cabezazos y, por qué no, palazos para llegar al próximo objetivo. Y cómo ocurre con mecánicas que existen y funcionan, pero el problema es que ahí se queda la cosa. No pasa nada más.
 
Pero no seamos malos, porque tenemos que reconocer que los muchachos de Le Cartel le pusieron ganas, y diseñaron escenarios de combates divertidos, como evitar motos que pasan en medio del escenario, o bombas de gas venenoso que tenemos que evitar. Y todo esto lleva también a que eventualmente tengamos muy interesantes encuentros con los jefes finales.
 
 
Pero no importa cuántas cosas variadas tengan, la base sigue siendo la misma que venimos jugando hace casi dos décadas, y no tarda mucho hasta que empieza a sentirse repetitivo y monótono, aún con todas las ideas creativas que ejecutaron muy bien. Deseamos tan solo que hubieran agregado algunas más relacionadas a las mecánicas de juego.
 
Y a pesar de hacer tantas cosas diferentes, en ningún momento intentan solucionar el gran problema de estos juegos, que jugarlos solos es simplemente imposible por lo aburrido que es. Tan solo con un compañero el juego es divertido, con tres más, ni hablar.
 
 
La mecánica más distintiva que agregaron es la de una droga llamada Nekkro, que no solo juega un papel importante en el juego, sino también en la historia. Y tiene muy buenos puntos con las cosas que dicen, y cómo lo manejan. Y lo mismo va para la mecánica, que al utilizarla sobre nosotros o nuestros aliados nos cura y al mismo tiempo nos da más daño por un tiempo limitado. También es posible robarle Nekkro a los enemigos antes de matarlos. Entonces se vuelve un tira y suelta de cuándo usar el Nekkro, si contra la ola de enemigos o los jefes finales, lo cual lo hace interesante.
 
Mother Russia Bleeds es divertido y entrega lo que uno busca, si es que va en busca de un beat ‘em up del estilo Streets of Rage y Final Fight. Ofrece el mismo estilo de combate, casi un calco, con música decente y gráficos renovados y en general una muy cuidada estética. Si eso es lo que buscas, entonces lo encontraste.
 
 
Y para mayor de males, cuando un juego no convence de todo, el jefe final tira todo al demonio, siendo 80 veces más difícil que el resto del juego. Realmente no hay razón para no crear una curva de dificultad y de un segundo al otro, incrementar la dificultad el quintuple, pero así es, a un punto que arruina la experiencia.
 
En cierta forma, Mother Russia Bleeds es exactamente lo que debería ser. Un fiel revival de aquellos juegos de antaño, con un poco de creatividad  Pero está tan falto de sorpresas y giros de tuerca, que al fin y al cabo, resulta mucho más placentero jugar aquellos clásicos que el título de Le Cartel imita casi hasta el hartazgo.
 

LO BUENO:

  • Muy lindo estilo estético
  • Interesante mecánica de Nekkro
  • Algunas situaciones de combate creativas
  • Los jefes finales

LO MALO:

  • Le tiene demasiado respeto a los beat ‘em up de antaño
  • Buena ejecución, pero faltaron más ideas
  • El jefe final es demasiado difícil


NOTAS RELACIONADAS