Una nueva historia llega desde costas lejanas

#TalesOfBerseria

Una nueva historia llega desde costas lejanas

Una de las series más antiguas de Japón vuelve con una de sus mejores versiones, con una excelente historia, personajes memorables y un rediseñado sistema de combate que lo hace muy disfrutable de principio a fin.

hace 12 días
Contenedor global
Reviews

A esta altura todos los que hayan probado la serie Tales tienen una idea de qué esperar de Berseria. Una atrapante historia con personajes queribles, un combate que tiene sus raíces en un sistema por turnos, pero hace bastante se pasó a algo más dinámico y activo, por supuesto como cualquier JRPG, horas y horas de juego. Pero a diferencia de lanzamientos pasados, Tales of Berseria logra ser más que la suma de sus partes y entregar uno de los grandes juegos de este joven año.
 
Este nuevo título deja en claro muy pronto que Bandai Namco Entertainment finalmente encontró la fórmula para la serie. En primer lugar se encuentra la protagonista. Mientras que la historia y los personajes que la habitan siempre fueron de renombre, este es uno de los primeros en mucho tiempo que el buen trabajo parte desde la protagonista misma. Velvet es un clásico antihéroe, pero su pasado está tan bien explicado que aún cuando hace cosas malas y hasta terribles, podemos entender sus motivos y frustraciones. Queremos que haga su viaje, complete su arco, y queremos estar ahí cuando finalmente dé la vuelta. Algo que hace de forma muy gratificante.

 
La historia de Tales of Berseria sigue a Velvet Crowe, una joven bondadosa y optimista que de un momento a otro es infectada por una enfermedad que transforma a las personas en demonios. Para peor de males, su hermano es asesinado por un Exorcista. Así Velvet se une a un grupo de piratas saqueadores, en busca de venganza. Y a pesar de que sus protagonistas son claramente malos en líneas generales, es fácil empatizar con sus misiones por conocer la historia de Velvet, y tener un elenco querible de personajes.
 
Además, el sentido del humor es el justo para provocar risas constantemente, a pesar de la gravedad de ciertas situaciones. Y es la demostración de una gran construcción narrativa, que pueda pasar entre gracioso y dramático, sin mucho esfuerzo, y ambas partes de la historia sean igual de interesantes.
 
 
Esto nos lleva a otro de los varios placeres de Berseria, las charlas entre miembros de la party. De la misma forma que en juegos anteriores, estos personajes se ponen a charlar de cosas sin importancia, y en Berseria vuelven, en la forma de sketchs que pueden verse en cualquier momento del viaje. Como el resto del juego, están muy bien escritos, son divertidos y le agregan profundidad a los personajes, que resulta muy útil para cuando ocurren cosas importantes en la historia.
 
A tal punto son gratificantes los personajes y sus interacciones entre sí que muchas veces nos encontramos más emocionados con el inicio de un nuevo corte de escena, que ciertas secuencias que formaban parte de la jugabilidad. Nos ocurrió, como en antaño, que las cutscenes y demás interacciones eran una recompensa por haber cumplido objetivos o triunfado después de una difícil batalla.
 
 
El combate también cambió para bien en esta entrega. Aunque durante los primeros momentos parece ser demasiado complicado y abrumante, no toma mucho tiempo hasta encontrarle la vuelta. A diferencia de lo que vimos en otras entregas, este sistema parece inspirarse en juegos “Character Action”, como Devil May Cry o Bayonetta, lo que agrega al arsenal de movimientos, acciones como esquivar, bloquear y hasta ataques especiales. Estas habilidades, sumadas a debilidades elementales y otros detalles, hacen para un sistema de combate robusto, que ofrece diferentes opciones y oportunidades para derrotar enemigos.
 
Algo que hace las cosas mucho más simples, es que el jugador tiene libertad de poner ataques especiales y combos en diferentes botones, lo que permite personalizar y conocer a fondo cada aspecto de las acciones de Velvet, para también acomodar su estilo de pelea, a la preferencia de juego de cada uno. Esto evita tener que recordar combos o el orden de ciertas acciones, y lo hace mucho más disfrutable. También ofrecen la habilidad de controlar a cada personaje de la party individualmente, pero no es obligatorio, y complica bastante más un sistema de combate ya ajetreado.
 
 
Uno de los aspectos más flojos del título es la fidelidad gráfica, y no por eso es malo, simplemente no parece estar a la altura del resto de los componentes. Los escenarios tuvieron un gran trabajo en comparación al pasado, y la gran mayoría se ven increíbles, así también como muchos de los enemigos. Los personajes no se ven tan bien, porque tiene un estilo más simplista, pero definitivamente no afectan negativamente la experiencia, más allá de algunos detalles.
 
Tales of Berseria parece ser el trabajo de una década, y viendo cómo evolucionaron las ideas de pasados juegos, lo hace ver aún más claro. Este es el primer juego de la serie en mucho tiempo que parece no tener deudas pendientes, lo que se traduce una de las mejores aventuras que vamos a poder probar este año, desde la historia y sus personajes, hasta la jugabilidad. Una extraña mezcla que tiene muchas más chances de satisfacer a la gran mayoría de sus jugadores

LO BUENO:

  • Historia atrapante
  • Protagonista y aliados que completan su arco de forma gratificante y villanos que hacen su parte
  • Jugabilidad renovada y divertida, gracias a la personalización
  • Gráficos decentes, con un arte colorido que resalta y excelentes escenarios

LO MALO:

  • Algunas aspectos gráficos no se ven tan bien como el resto
  • El combate a veces puede ser demasiado caótico
  • Algunos sketches no cierran, pero son los menos



NOTAS RELACIONADAS