El mundo de Final Fantasy cobra vida en esta nueva aventura

#WorldOfFinalFantasy

El mundo de Final Fantasy cobra vida en esta nueva aventura

Con casi tres décadas de existencia no hay muchas franquicias en esta jóven industria que puedan decir eso. Y a esta altura no es fácil mantener la última tendencia mientras sirviendo a la base de fans que crecieron jugando los juegos. World of Final Fantasy no tiene ninguno de esos problemas.

hace 1 mes
Contenedor global
Reviews
 

Square Enix está en un momento dulce. Cada día vemos nuevos y excelentes trailers de Final Fantasy XV, y mientras esperamos el esperado lanzamiento tenemos World of Final Fantasy en PS4 y Vita para disfrutar. Un exitoso intento de atraer a audiencias jóvenes y adultas de una manera franca para ambos targets. Por un lado le permite descubrir el rico universo a los que jueguen por primera vez la serie, y los fans pueden disfrutar la música, personajes y mundos de sus juegos favoritos.
 
Para esta entrega, Square Enix y la desarrolladora Tone decidieron inspirarse en otro juego japonés popular, Pokémon, pero sumando sus personajes, locaciones, enemigos y música de sus juegos más clásicos. Encima le conectaron una historia coherente y por momentos divertida que entretiene a adultos y jóvenes por igual.
 
 
Desde el principio tomamos el control del dúo Reynn y Lann, hermanos que buscan reconstruir sus memorias. Esto lo logran recolectando monstruos conocidos como Mirages. De esta forma vamos explorando el mundo de Grymoire, cumpliendo quests, atrapando Mirages y así recuperan sus memorias perdidas. No es la primera vez que Final Fantasy recurre a amnesia, y en un juego que celebra la serie, se siente muy apropiado.
 
Los personajes tienen sus motivaciones y por lo general los cortes de escena son disfrutables, aún cuando los diálogos a veces pueden ser un poco tirado de los pelos. Lo mejor de la historia por lejos es cuando aparecen personajes clásicos, y hay muchos de ellos. Por lo general ayudan a mover la trama hacia adelante y en algunos casos quedan como aliados especiales (Campeones) que pueden equiparse como medallas y lanzar poderosos ataques o curar a la party.
 
 

Cuando decimos que se inspiraron en Pokémon, es porque atraparlos funciona de una forma muy similar. Aprendemos sus debilidades y las explotamos al atacar, para luego atraparlos en una bola de luz. La mecánica es simple y divertida, y esto se aplica a cualquier persona que lo juegue. Donde se pone un poco más complejo es en armar el equipo perfecto. Nuestro protagonistas pueden transformarse entre Jiants (apariencia normal) a Chibi, que es el estilo que el resto de los personajes tienen. Y esto es importante porque variando los tamaños es posible armar stacks de diferentes monstruos y composiciones. Suena complejo, pero una vez que se ve en la pantalla y se experimenta el sistema de combate, queda claro el objetivo de buscar las combinaciones que puedan ofrecer mayor variedad de ataques para explotar la debilidad del enemigo.
 
 
Si juntamos monstruos que tengan habilidades de fuego, el ataque se vuelve uno más poderoso, y estas combinaciones se pueden hacer a lo largo de todos los poderes elementales y también en las defensas. Buscar combinaciones es rápido y divertido, y en el campo de batalla el sistema Active Time Battle de viejos Final Fantasy se siente muy cómodo para elegir los ataques. Además, es posible disminuir el tiempo de espera entre turnos aumentando la agilidad de nuestros Mirages, o con hechizos como ‘Lento’.
 
La progresión también es simple, dejando de lado complicaciones innecesarias, pero con  suficientes elecciones como para que haya cierta estrategia. Esto podrá ser aprovechado mejor por la audiencia adulta y le sacarán mucho provecho.
 
 
Aunque los diálogos no sean de lo mejor, la historia es consistente y atrapante. Es una pena que sea tan lineal y la exploración sea prácticamente nula. Hay algunos lugares que podemos visitar pero en vez de ser zonas explorables como indica la tradición de la serie, y en cambio tenemos zonas turísticas que podemos visitar o pequeños pueblos donde podemos conseguir quests secundarias.
 
La música es excelente, los gráficos serviciales, y la gran parte del tiempo es muy divertido. Poco importa que los diálogos no sean los mejores y la exploración e inmersión en el mundo sean muy profundas. Gracias a una buena historia, personajes clásicos y una jugabilidad solida, World of Final Fantasy es un espectáculo garantizado para cualquier fan de la serie y un excelente punto de entrada para los nuevos.
 

LO BUENO:

  • Personajes, locaciones y música clásica
  • Una historia que funciona tanto para niños como adultos
  • Mecánicas simples y divertidas en combate
  • Es divertido experimentar con diferentes equipos

LO MALO:

  • Historia muy lineal
  • Diálogos a veces difíciles de tragar
  • Poca exploración y detalles


NOTAS RELACIONADAS