Una oferta que nadie debería rechazar

#MafiaIII

Una oferta que nadie debería rechazar

2K Games nos viene adelantando hace mucho su nuevo juego de mundo abierto, y ahora que lo tenemos en nuestras manos, no podemos parar de jugarlo. Porque más allá de algunos inconvenientes, esta historia de venganza con un combate increíblemente divertido tiene mucho para disfrutar.

hace 1 mes
Contenedor global
Reviews
 

De primer momento parecería normal comparar Mafia III con un título como GTA, pero más jugamos el nuevo título de mundo abierto de 2K y más nos damos cuenta que sus intenciones son diferentes. Mientras que no tiene una tecnología tan confiable, sus herramientas narrativas están a la altura, sino mejor que el éxito de Rockstar, y por el lado del combate, ofrece la misma acción hiperrealista que juegos como el antes mencionado y Max Payne 3, hasta aún más violento y dinámico.
 
La historia nos pone en los pies de Lincoln Clay, un veterano de Vietnam que regresa a la ciudad ficticia de Nueva Bordeaux, una colorida y fantástica rendición virtual de Nueva Orleans. Siendo un huérfano negro en una época de mucha discriminación y racismo, Clay encontró un gran guardián en Sammy, líder de la mafia de la zona francesa de la ciudad. La representación de espacio y tiempo realizada por Hangar 13 es simplemente soberbia, desde un punto de vista estético, con una excelente ciudad y detalles como música de la época, y también de la realidad, sin esconderse de los temas importantes como la discriminación.
 
 
Cuando Clay regresa a su hogar, las cosas cambiaron y la familia se ve en problemas con el capo de la mafia italiana Sal Marcano. En los primeros momentos del juego, ayudamos a los hombres de Marcano a robar un banco, para saldar la deuda de la familia. Por eso la traición de Marcano funciona tan bien, sentimos la traición en carne propia cuando prenden fuego el bar de la familia y los dejan a todos por muertos. 
 
Pero Clay sobrevive y de ahí en más erigimos una fantástica historia de violencia en venganza con un pie en el acelerador y un dedo en el gatillo. Lo interesante de la historia es que gran parte de ella está contada en una especie de falso documental, y gracias a las excelentes animaciones, expresiones faciales y actuaciones de prácticamente todos los actores, la historia es creíble, intrigante y da gusto seguirla desde su emocional inicio a su irremediable final.
 
 
Y esto ayuda mucho a perdonar uno de los problemas principales con Mafia III, tal vez el único que podemos achacarle, más allá de algunos problemas técnicos. El ciclo de la jugabilidad puede llegar a ser un poco repetitivo. El plan de Lincoln no solo es matar a Marcano, sino deshacer pieza por pieza su gran maquinaria de crimen organizado, y para lograrlo, tenemos que tomar Nueva Bordeaux, distrito por distrito. Esto nos va a llevar de un lado a otro, desmantelando organizaciones criminales, y poniendo a nuestros propíos aliados a cargo de ellas.
 
A lo largo de la aventura conocemos a otros tres capos: Burke de la mafia irlandesa, Cassandra de la mafia Haitiana, y Vito Scaletta, quien muchos seguramente recordarán como el protagonista de Mafia II, quien en esta aventura busca venganza de Marcano por intentar matarlo. Ninguna de estas son “amigos” o buenas personas, es más, Lincoln Clay mismo se pasa todo el juego en un área muy gris (lo que hace al mundo mucho más interesante) pero son la única herramienta que tenemos para llevar a cabo nuestra maquiavélica venganza.
 
 
A medida que ganemos territorios, tendremos que decidir quién se queda con cada negocio específico, y eventualmente los distritos tomados que incluyen esos negocios. Primero tomamos los negocios de forma individual, y podemos elegir a quién dejarselo para que lo haga funcionar, y a cambio recibiremos favores que harán nuestro accionar mucho más efectivo, como un arsenal más amplio, más coches, desactivar las líneas telefónicas para que los enemigos no puedan llamar refuerzos, y cosas así.
 
El problema es que cuando tomamos todos los negocios, controlamos el distrito y a quién decidamos dárselo también irá con cada uno de los negocios. Esto puede afectar negativamente al resto de los jefes, y en caso de que le hayamos negado muchas oportunidades a ninguno, puede eventualmente abandonar el grupo, y volverse una amenaza hacia nosotros. Detalles como estos, hacen la excelente narrativa de Mafia III mucho más peso y hasta le agrega un giro reactivo a una historia que por lo general es lineal.

 
Y cuando decimos que la jugabilidad puede ser repetitiva es porque, la mayor parte del tiempo vamos a pasarlo desbaratando negocios para interrumpir sus ingresos y hacerlo nuestro. Esto puede ser de dos formas: Matar gente silenciosamente o matar gente ruidosamente. La elección es nuestra, pero la gran mayoría de las veces, termina siendo una explosiva y divertida combinación de armas. Y esto es importante, porque si vamos a estar haciendo una sola cosa durante decenas de horas, lo importante es que sea divertido. Y el combate de Mafia III lo es, muchísimo.
 
Tomen el estilo hiperrealista de GTA V, agreguenle una gran dosis de dinámica y violencia, y tienen una oferta que simplemente es imposible rechazar. Existe un excelente arsenal de armas, y también un sistema de combate a corta distancia muy servicial, que hace el paso entre disparar y despachar enemigos a las piñas en medio de un tiroteo sea algo fácil de lograr y enormemente gratificante. A esto le agregamos que el stealth funciona muy bien, así también como el sistema de cobertura, y tenemos un combate que en muchos aspectos es de los mejores que se han visto en  la industria.
 
 
Mafia III es para los que les gustan las buenas historias bien contadas, personajes complejos cuyas motivaciones no son siempre predecibles y ofrecen detalles que los hacen mucho más humanos de lo que estamos acostumbrados. A eso le agregamos un estilo espectacular, con una selección musical de la época brillante, y un combate visceral que simplemente no puede ser mejor. En definitiva, es un buen paquete que no vale la pena perderse.

Lo bueno:

  • Excelente historia, guión y personajes complejos.
  • Combate violento, realista y dinámico.
  • Buen manejo de la mafia, de una forma simple, pero estrategica.
  • Las decisiones en cuanto al manejo del negocio importan e impactan la historia
  • Excelentes actuaciones y animaciones faciales
  • Modelo de manejo realista pero divertido

Lo malo:

  • El loop de la jugabilidad puede llegar a ser repetitivo
  • Algunos problemas técnicos



NOTAS RELACIONADAS